CEO, ¿qué es y qué significa?

CEO, ¿qué es y qué significa?

Del inglés Chief Executive Officer, más conocido por su abreviatura CEO, se traduce al español como Director Ejecutivo, y ha sido un término adoptado en los países hispanos para hacer referencia a esta figura. Hoy te traemos este contenido para enseñarte la relevancia de éste cargo en la estructura organizacional de tu empresa. 

 

¿Qué significa ser un CEO?

Es el cargo con mayor jerarquía y autoridad dentro de una empresa, organismo, asociación o institución, y debe velar por la dirección de esta.

Esta persona, no sólo debe planificar y ejecutar estrategias para el cumplimiento de los objetivos y metas, sino también, estar atento a generar los cambios necesarios en el momento preciso, para alcanzarlos.

 

¿El dueño de la empresa debe ser el CEO?

No, un dueño de la empresa no necesariamente posee las características, formación, carácter y empuje que requiere ser CEO, aunque hay muchos casos en donde los dueños sí lo son.

 

Hay Startups que, por ser empresas innovadoras y con poca trayectoria, los dueños son quienes más saben de su manejo y es el más capacitado para ejercer el cargo.

El buen manejo de una empresa se da desde la cúspide, es por ello que el CEO es quien planifica y elabora técnicas para el cumplimiento de los objetivos propuestos.   

 

¿Qué destrezas debe tener un CEO?

No hay una fórmula exacta para convertirse en el CEO, pero es claro que debe ser líder y estar consciente que es la persona con más responsabilidad dentro de una empresa, académicamente hablando, puede estar formado en diferentes áreas de las finanzas, la administración, la estrategia y muchas otras áreas, pero hay características, que están más orientadas a la personalidad, que son las que en realidad lo llevarán a ser un buen CEO, algunas de estas son:   

  • Valorar el trabajo de su equipo

  • Generar un buen clima laboral

  • Honestidad y compromiso con la empresa

  • Incentivar cultura organizacional

  • Mantener calma en situaciones difíciles

  • Tener en claro los objetivos de la compañía y cumplirlos

  • Infundir confianza tanto en los colaboradores como en los clientes

 

Estas actitudes, ayudarán a un buen CEO ante las dificultades, las cuales enfrentará día a día y, aunque existan tropiezos, continúa haciendo su trabajo con más esfuerzo y dedicación.

¿Te gustó?, ¿estás preparado para ser un buen CEO?, empieza tu emprendimiento y descúbrelo.  

 


Facturero Móvil

0