Conoce la importancia de realizar la planificación financiera a largo plazo

Conoce la importancia de realizar la planificación financiera a largo plazo

 
 

Es muy importante que todas las empresas definan una estrategia corporativa global que debe ser representada en un Plan Estratégico o un Plan de Negocios, para corto y mediano alcance, en otras palabras, entre 3 y 5 años, y estas acciones y su resultado, determinan las de largo plazo. El Plan de Negocios debe contener diversas estrategias y planes tácticos y operativos, para cada área o departamento funcional de la empresa. 

Los planes tácticos serán los planes de acción a corto plazo, que especifican y detallan las estrategias en tareas puntuales. El contenido de estos planes tienden a incluir como aspectos esenciales para lograr los objetivos planteados, las metas específicas con su calendario de acción, el presupuesto de ingresos y egresos, además de los recursos que son necesarios para poder llevarlo a cabo.

Por su parte, los planes operativos determinan una hoja de ruta para lograr los objetivos planteados. Es un plan bastante detallado y en términos generales, tiene un año de duración efectiva. La importancia de realizar un plan operativo radica en poder realizar el seguimiento de cada una de los departamentos, con el fin de hacer cumplir los objetivos propuestos. 

 

¿En qué consiste la planificación financiera a largo plazo?

La planificación financiera forma parte de la planificación estratégica empresarial y consiste en la cuantificación de los proyectos empresariales, formalizándolos en dos grupos: 

  • Costos de inversión.

  • Necesidad de financiación para las mencionadas inversiones. 

 

La planificación financiera inicia en los datos históricos de la contabilidad y también, otros datos interesantes que dota el plan estratégico, como por ejemplo, los productos o servicios de la empresa, los números de ventas, necesidades de inversión, costos de producción… con el propósito de elaborar una anticipación de cómo afectará al negocio ciertos acontecimientos. 

La planificación financiera a largo plazo es la proyección de las actuales cifras, cuenta por cuenta, de los Estados Financieros de la empresa. De esta manera, resultan las imágenes futuras de los antes mencionados, en el momento que se necesite. 

 

¿Cómo se puede realizar una planificación financiera a largo plazo? 

En términos generales, los datos que se requieren para realizar una planificación financiera son los siguientes: 

 

En relación a la cuenta de Pérdidas y Ganancias: 

  • Se debe identificar y cuantificar cuáles son las fuentes de ingreso, incluyendo la venta de productos, servicios y también otros ingresos. 

  • Se debe identificar y cuantificar los costos, por ejemplo, los costos de personal, costos financieros… 

 

En relación al Balance de Situación: 

  • Son tanto los activos como las inversiones que se requieren, incluyendo los activos fijos y los circulantes. 

  • Pasivos o fuentes de financiación que se requieren para la inversión en activos para la empresa. Es decir, recursos propios y financiación externa a corto y largo plazo. 

 

Definición de la política de dividendos y reservas de la empresa, que intervendría en las cifras de los propios recursos y en consecuencia, en la financiación a obtener. 

Partiendo del actual punto, conformado por los datos con los que se cuenta, antes de que se inicie una inversión, se debe estudiar las posibilidades del proyecto en tres escenarios diferentes: realista o probable, optimista y pesimista. 

Luego, se realiza el proceso de simulación o proyección de los Estados Financieros futuros, de acuerdo a un grupo de hipótesis sobre la evolución de ciertas variables: 

  • Balance de situación.

  • Cuenta de pérdidas y ganancias.

  • Estado de origen y aplicación de fondos.

  • Análisis de descuento de flujos. 

 

En relación al Análisis de sensibilidad, en él se estudia el comportamiento de los flujos de caja y, en consecuencia, del resultado de la valoración de la inversión en cada escenario, al cambiarse una sola variable. Por ejemplo, porcentaje esperado de aumento de ventas evolución de los tipos de interés, porcentaje de amortización de los activos fijos… Para esto, se debe identificar las variables más sensibles de cada modelo de simulación y sobre esas es que se hacen los cambios. 

Del mismo modo, el análisis de sensibilidad se basa en la investigación de los diferentes resultados que se obtienen al modificar algún parámetro del modelo. Se toman en cuenta una serie de variables y los resultados de cada escenario. Estos resultados son obtenidos a través de ecuaciones que relacionan unas variables. El fin es obtener los flujos de caja, de los que se permite descontar y conseguir el VAN, TIR… 

 

Ventajas de una planificación financiera a largo plazo

  • Facilita las gestiones y hace que la empresa sea más confiable. 

  • Permite conocer cuáles son los riesgos, para manejarlos eficientemente. 

  • Favorece el trabajo en equipo entre todas las áreas de la empresa. 

  • Se evidencia los logros o la falta de los mismos, lo que permite gestionar los procesos de negocio y contribuye con la flexibilidad en la gestión, en este caso, de las finanzas corporativas. 

 

Si quieres recibir más información de finanzas, contabilidad y tecnología, suscríbete a nuestro blog. Facturero Móvil, tu herramienta financiera.