Fondo de emergencia

Fondo de emergencia

Nuestros abuelos nos decían constantemente “ahorre por si acaso pasa algo”, ese “por si acaso” puntualmente se refiere a una emergencia o imprevisto. Esto puede ser una enfermedad, accidente, estar desempleado u otro, el consejo de los abuelos no es más que crear un fondo de emergencia.

 

Por ello, crear un fondo de emergencia es una acción responsable, que puede evitar que afectes tus finanzas personales; representa un compromiso con tus finanzas, cómo manejarlas y cómo optimizarlas al máximo; por esta razón, en este blog, te explicaremos todo lo que debes saber sobre estos fondos, para que tengas el tuyo. 

 

¿Cuánto debe haber en un fondo de emergencia?

El valor total es variable y no limita una cantidad, pero lo ideal es que este monto sea suficiente para cubrir los gastos fijos de una persona o su familia durante mínimo 3 meses, ejemplo, si quedas sin empleo puedes resistir sin endeudarte, en este caso el desempleo es la emergencia que se presenta, y es perfectamente cubierta por tu fondo durante un tiempo prudencial para encontrar otro empleo.

 

 ¿Cuándo crear un fondo de emergencia?

Alcanzar un fondo de emergencia resistente toma tiempo, es por ello, que es una decisión que debemos tomar desde jóvenes, antes de ser padres o antes de ser abuelos, lo ideal es desde tu primer empleo tener el hábito de ahorrar un porcentaje de tus ingresos e ir sumando a tu fondo.

 

Beneficios

  • Te genera confianza, si se te presenta una emergencia estarás preparado para cubrir gastos sin recurrir a préstamos.

  • Un gasto imprevisto no afectará tu ingreso mensual, estarás preparado para ello.

  • Evitarás ventas de tus activos, lamentablemente en situaciones de emergencia la opción más rápida es la venta de un bien, pero esto suele tomar tiempo, el fondo de emergencia está disponible inmediatamente.

  • También puedes usarlo para una oportunidad de inversión, compra una propiedad que te genere ganancias a corto, mediano o largo plazo.  

  •  Te incentiva al ahorro y a planificar la distribución de tus ingresos.

 

¿Dónde guardar este dinero?

Lo más recomendable es crear una cuenta de ahorros, que nos sea la misma cuenta que usas para pagar o domiciliar consumos, etc., a esta cuenta podrás depositar o transferir el valor que te hayas puesto como meta de ahorro mensualmente.

Es importante que este dinero esté disponible para cuando lo necesites, pero de no tan fácil acceso, ya que podrías caer en la tentación de cubrir gastos con ese dinero y dañar tu fondo.

Mientras más organizado estés, más fácil será establecer un monto para ahorro mensual, definir gastos personales, gastos familiares, evaluar ingresos y egresos de manera más sistemáticas, una recomendación es contar con un sistema de control financiero como Facturero Móvil, el cual te permite organizar todos los movimientos financieros de tu negocio, control de gastos, facturación y mucho más. Es el momento de organizarte y cumplir tus metas. 

 


Facturero Móvil

0