¿Qué hacer para que tu negocio no fracase?

¿Qué hacer para que tu negocio no fracase?

 
 

Al iniciar un proyecto siempre existe la interrogante de ¿será exitoso o no?, y aunque no hay forma de predecir ¿qué pasará?, si hay recomendaciones que son importantes aplicar para que no exista una alta probabilidad de fracaso.

En el mundo del emprendimiento muchos son los primeros pasos, las primeras veces, el desconocimiento es uno de los grandes responsables del resultado final de una idea, por eso tomar en cuenta experiencias de éxito, consejos, leer e indagar, nos ofrecerá la oportunidad de avanzar un paso en búsqueda de cumplir nuestro objetivo.

Y aunque en Facturero Móvil reconocemos como emprendedores que de las caídas o fracasos se aprende, hoy queremos brindarte consejos que te ayuden a evitarlo.

 

1. Identificar los problemas y solucionarlos

 

Ignorar situaciones asumiendo que son de poca relevancia para la empresa, negocio o proyecto, podrían al pasar el tiempo, ser un factor de riesgo.

Hay algunos departamentos que, dentro de la organización, requieren una atención constante, tener un mal administrador o contador, podría generarte problemas legales, sanciones o multas, por eso realizar auditorías constantemente te ayudará a identificar diferentes fallas y poder trabajar en solucionarlo a tiempo. Esto no quiere decir que deba restarse importancia al resto de departamentos, es esencial conocer a tu equipo, sus capacidades y debilidades, ya que te dará un panorama claro de lo que tienes para ofrecer y en qué debes trabajar.

 

2. Adaptación

 

Se presentarán situaciones nuevas a diario, tener la capacidad de enfrentarlas, adaptarte y responderlas, te hará crecer y direccionar tu negocio al éxito. Recuerda que no todos los clientes son iguales, sus solicitudes variarán, y allí entrará tu capacidad de acción y resolución de problemas.

Hay una frase del escritor y ensayista británico, Salman Rushdie, que aplicaría perfectamente en este punto: “Todas las ideas, incluso las sagradas, deben adaptarse a nuevas realidades.” Y es eso es ciertamente lo que se requiere para el éxito, aprender de los nuevos escenarios, y aunque esto no significa que debamos abandonar nuestro objetivo inicial, si implica el reconocimiento del mercado y comprender sus necesidades, para poder saciarlas.

 

3. Planificación

Crear planes de acción (trabajo), siempre será recomendable, ya que prevendrás diversas situaciones. No se trata de crear un solo plan de trabajo, deberás crear los necesarios:

- El que anhelas o sueñas.

- El que se adapte a tu realidad.

- El que pueda sobrevivir a las adversidades.

Estar preparado para estas tres situaciones, será quizás la mejor manera de lograr lo deseado, ¿y por qué no? Fusionar los tres planes, creando un cuarto.

Tener un plan a, b, c, d…te hará indudablemente tener una armadura de fuerza, ante cualquier complicación.

 

4. Piensa en el cliente

 

Uno de los errores más frecuentes dentro de un negocio es asumir que, si a ti te gusta lo que ofreces, al cliente también le gustará. Nos basaremos en el siguiente ejemplo:

El dueño de un restaurant inaugurado recientemente es amante de la pimienta, y todas las opciones que incluyó en su menú contienen este ingrediente, otorgando un sabor picante a todos sus platos. ¿Te gustaría ir a ese lugar? Seguramente si, seguramente no, porque no todos los clientes tienen el mismo gusto, y aunque si, puede existir un mercado amante de la pimienta, estarías limitándolo, porque posiblemente a ti que nos lees te agrade, pero a tu esposa o esposo, no, a tus hijos no, y al momento de ir a cenar, posiblemente decidirás ir a otro lugar, en el que puedan complacerlos a todos.

Es por ello que, aunque se tenga una idea predominante, debemos tratar de ser flexible con las opciones que vamos a ofrecer, pensando siempre en nuestros clientes.

 

5. Elimina la idea de sólo ganar dinero

 

Si, seguramente estás pensando que este es el objetivo de cualquier negocio, pero, si no te apasiona lo que haces u ofreces, ante el primer problema querrás desistir. Este es uno de los principales causantes del fracaso, porque la falta de compromiso y desconocimiento de lo que haces, fácilmente te conduce a perdidas.

Crea un negocio que te guste, que te invite a diario a participar en él, a innovar, cambiar y adaptarte a las nuevas solicitudes del mercado. Visualiza el futuro, pregúntate ¿qué quiero con este negocio?, así tendrás consciencia de lo que está por venir.

Desde nuestra experiencia, crear Facturero Móvil fue una fusión de negocio y pasión, ya que solucionamos una necesidad que requeríamos en otro negocio, y era la de entregar las facturas a nuestros clientes físicamente, lo que generaba gastos de transporte y papelería, llevándonos a estudiar la Facturación Electrónica como opción. Al saber que era válida ante el Sistema Nacional de Rentas Internas (SRI), nos dimos cuenta que adquirir el servicio no sería suficiente, nuestro entusiasmo e interés por la tecnología e innovación, nos permitiría llegar a un amplio mercado, creando un sistema en la Nube que ofreciera un servicio completo, de múltiples beneficios e interés empresarial.

Por lo que te aseguramos, que si fusionas tus intereses con la adaptabilidad de un mercado, fácilmente podrás obtener sostenibilidad en el tiempo.

 

 

Esperamos que estos consejos puedas implementarlos en tu negocio, obteniendo resultados alentadores. Y si esta es tu primera vez emprendiendo o invirtiendo en una empresa, y los objetivos no se cumplen, toma en cuenta que el fracaso te ayuda a reconocer los errores para en una próxima oportunidad, hacerlo de manera diferente.