10 Aspectos a tomar en cuenta al iniciar un emprendimiento o negocio

10 Aspectos a tomar en cuenta al iniciar un emprendimiento o negocio

 
 

Son muchas las recomendaciones que escucharás de amigos o familiares, al momento de contarles que quieres iniciar un emprendimiento o negocio. Es bueno poner en práctica estos consejos, siempre y cuando vengan de una fuente que tenga experiencia en el tema y no sólo te hable desde el amor o cariño; sabemos que todos quieren que tengas éxito, pero no todos saben o conocen cuáles serán esas herramientas que te conducirán hasta él.

Todo emprendimiento lleva consigo sueños, trabajo, constancia y determinación. Lo mismo en el caso de un negocio, cuando tomamos la decisión y finalmente decimos “Si, iniciaré mi negocio”, hay una carga alta de responsabilidades que trae consigo.

Pero, ¿será lo mismo un emprendimiento que un negocio? Generalmente para tener un negocio, todos empezamos creando proyectos que nos apasionan y al darnos cuenta que dan resultados, podemos ejecutarlo formalmente en un plano legal. Por lo que el emprendimiento sería un primer paso y el negocio, ya sería la consolidación del mismo; pero hay ciertas recomendaciones que en ambos casos aplicarían:

Asegúrate de ofrecer algo diferente

No seas uno más del montón, no te conformes con el hecho de saber que como hay un área o producto determinado que genera dinero, tú también trabajaras en eso.

Ejecuta esa locura que tienes en mente, que quizás aún no te atreves a realizar. Claro, determina que tan rentable puede ser, evalúa todos los aspectos, si es posible realiza una pequeña encuesta para conocer la opinión de la gente.

Estudia el Mercado

Si aún no tienes nada en mente, pero necesitas iniciar un negocio; estudia el mercado, reconoce las necesidades del sector donde piensas desarrollar tu proyecto.

Si es un negocio, identifica si hay ausencia de restaurants, de panaderías, de tiendas de ropa, dulcerías o espacios de recreación. Si encuentras que realmente se necesita alguno de los mencionados, ponle tu toque, se recreativo y encargarte de que deseen visitarte.

Si se trata de un emprendimiento, identifica quienes más están pensando igual que tú, qué puedes hacer para diferenciarte y que haría que se inclinen más a ti, a seguir apostando por lo seguro.

Reúne un buen equipo humano

Encargarte de que quienes trabajan a tu lado, sean profesionales o estén capacitados realmente para el cargo que vayan a asumir dentro del proyecto.

Todos los espacios deben ser manejados de la mejor forma. De eso dependerá también tu éxito.

Sé constante

La constancia es un valor que determinará los triunfos y fracasos en nuestra vida; sino estamos seguros de que seremos firmes con nuestras ideas, no podremos ejecutarlas. De nada servirá un extraordinario proyecto hoy, si mañana lo abandonarás, o empezaras a desplazarlo por otra cosa.

Delega funciones

El empresario y filántropo estadounidense, Andrew Carnegie, dijo en un momento: “No serás un gran líder si quieres hacer todo por ti mismo o sólo obtener el crédito de ello”.

Si tu deseo es triunfar, debes delegar responsabilidades a personas que están en la capacidad de asumirla. No es asumir por asumir, si tú no eres contador, busca a uno excelente, si quieres montar una pastelería pero no eres pastelero, por más que quieras hacer todo por ti mismo, debes aceptar que apoyándote en otra personas, conseguirás lo deseado, sino eres el mejor orador, busca a una persona que se encargue de dar a conocer tu producto o servicio.

En el caso de emprendimientos, sucede mucho que al no contar con una capital, se quiere asumir todas las áreas por sí mismo; al inicio eso no está mal, pero podrías buscar asesoramiento con especialistas que manejen la información que tú no.

Reconoce las necesidades de tus clientes

Ignorar las recomendaciones y solicitudes de tus clientes, es un gran error. Al momento que encuentren alguien que les ofrezca lo anhelado, cambiarán.

Se lo suficientemente abierto para detectar que debes hacer cambios, no porque esté mal, sino porque debes mejorar. Todos los días hay cosas diferentes, todos los días pensamos diferente ¿verdad?, pues no podemos pretender que nuestros clientes acepten lo mismo todos los días, puede que al inicio les agrade, pero a la larga, se irán.

Apóyate en los Medios Sociales

Es un error de muchos iniciar un proyecto y no hacer publicidad. “Publicidad es obtener ganancias a corto, mediano y largo plazo”.

Si tienes la capital para arrancar tu negocio, invierte en publicidad, date a conocer, muestra lo que estás haciendo. Los medios sociales tienen amplias herramientas que te permitirán llegar mejor y a más personas.

Facebook, Instagram, Youtube o una página web, pueden ser de ayuda. Identifica el target de tu público y edades, según eso crea una estrategia que pueda ser efectiva a la hora de iniciar por estos medios.

Si desconoces el tema, recaemos en el punto número 6, delega funciones a alguien que si maneje el área.

Define en donde estará el 100% de tu atención

Hay personas que por naturaleza son creativas, a diario se plantean muchísimos proyectos. Pero hay un problema con esto, debemos jerarquizar cuál será al que dediques tu atención, porque si a varios proyectos le dedicas el 25% de ti, no serán exitosos.

Esté al día legalmente

Cumple con los procedimientos tributarios, declara los respectivos impuestos, sé transparente.

Si eres emprendedor, recuerda que debes registrarte en el RUC (Registro único de Contribuyentes), para obtener un número de identificación que te permitirá tramitar tus facturas y así responder ante tus clientes como se debe; de seguro te solicitarán una factura y tú irás un paso adelante prestando un excelente servicio.

Si eres artesano, pintor, carpintero o quieres independizarte en tu profesión, tienes la obligación de registrarte para cumplir ante las leyes y lo estipulado por el SRI (Servicio de Rentas Internas).

Capacítese, haga Networking

Uno de los peores errores en la vida es creer que lo sabemos todo. Siempre hay cosas nuevas por aprender y más cuando queremos seguir creciendo no sólo personal sino profesionalmente.

Acuda a cursos, talleres, conferencias, estudie lo relacionado a su proyecto; crear una red de contactos profesionales de personas que estén en la misma área o interesado en lo que haces. Nunca está demás escuchar a los especialistas y aplicar algunas técnicas en nuestro negocio o emprendimiento; el limitarse será letal; irá quedando en el pasado.

Si hay una recomendación que es genérica, es que debe capacitarse. Sólo así usted adquirirá ideas para innovar, reconocerá que debe delegar, le afirmarán que la constancia es base del éxito, que al estar legal no corre ningún riesgo y que al dedicarse 100% a su proyecto, sabrá identificar qué cosas están bien y que debe mejorar.