Incubadoras de negocios.

Incubadoras de negocios.

Las incubadoras de empresas son organizaciones que ayudan al desarrollo de un nuevo negocio fomentando la capacitación para evitar el prematuro fracaso y fortaleciendo su crecimiento dentro del mercado.

 

¿Cuáles son los objetivos de una incubadora de negocios?

Los principales objetivos de una incubadora son:

·        Apoyar el levantamiento de nuevas empresas.

·        Minimizar el riesgo del fracaso.

·        Encaminar hacia el éxito.

·        Guiar el crecimiento del emprendimiento.

 

¿Hay en Ecuador incubadoras de negocios?

Sí, actualmente, El Centro de Innovación y Emprendimiento PRENDHO, de La Universidad Técnica Particular de Loja, es el único en el Ecuador que participa en el Ranking UBI Global, la Red Mundial de Incubadoras y Aceleradoras con sede en Suecia. En coordinación con el Parque Científico y Tecnológico de la UTPL brinda servicios de formación, mentorías especializadas, coaching, facilitación de espacios físicos para prototipado y gestión del negocio, acceso a red de inversionistas y de contactos comerciales y valoración de empresas, incluyendo análisis de sensibilidad y riesgo.

 

Etapas

Una incubadora de empresas se estructura siguiendo un modelo de incubación en el que podemos considerar tres etapas:

 

Preincubación

Es en esta etapa se analiza la idea del negocio. Es precisamente en este momento que se evalúa la idea, se comprueba si es viable o no y se determina el plan de funcionamiento. En la preincubación se crea el plan de negocios, se determinará cuál es el mejor tipo de negocio para la idea y cómo ejecutar el plan de acción. La duración aproximada de esta etapa es de unos 6 meses.

 

Incubación

Esta es la etapa de poner en marcha el proyecto y empezar a desarrollar el plan de negocio con toda la asesoría necesaria para su éxito. Durante todo el proceso de incubación, la empresa tendrá el acompañamiento necesario para su buen funcionamiento, los involucrados reciben capacitación constante para que puedan desarrollar su negocio.

La incubación tiene una duración aproximada entre 1 y 2 años, puede variar dependiendo de las características y necesidades de cada una de las empresas.

 

Post-incubación

Una vez finalizado el periodo de incubación y luego de que la empresa haya alcanzado el grado de madurez esperado, ha llegado el momento en que el negocio se independice.

La empresa recibe toda la asesoría y el acompañamiento necesario para que continúe su desarrollo fuera del espacio físico de la incubadora. La post-incubación suele durar entre 6 meses y un año, dependiendo de las necesidades de cada negocio.

 

Que tu emprendimiento cuente con el apoyo y capacitación de una incubadora de negocio puede garantizar más del 80% de éxito, evitando el tan temido fracaso o estancamiento a cual todo emprendedor teme. 

 


Facturero Móvil

0