¡Seamos independientes!

¡Seamos independientes!

La nueva riqueza no es dinero, es libertad, es el lema que inspira a muchos emprendedores hoy en día, pero ¿cómo ser independientes sin “morir” en el intento?.  

El emprendimiento y el éxito de este, no tiene establecida una fórmula perfecta, ningún emprendimiento exitoso ha cruzado el mismo camino que otro haya recorrido, sin duda alguna los emprendedores luchan diariamente con un sinfín de adversidades y su escalamiento es un camino largo.

Como principio, el emprendimiento consiste en desarrollar una idea de negocio, innovadora y diferenciadora, se requiere creatividad y ansias de superación, sin dejar de lado la capacitación constante. Por lo general, el motor para la creación de un emprendimiento es la necesidad o la oportunidad, y un buen emprendedor tiene la visión de reconocer anticipadamente el momento.

Para lograr que tu emprendimiento sea rentable y te permita ser independiente, deberás primero invertir mucho tiempo y dedicación para llegar a este ansiado posicionamiento, hemos recolectado algunas recomendaciones que podrán ayudarte a lograrlo.

 

1. Evaluar el proyecto, identifica tus puntos débiles y tus fortalezas, un punto débil por lo general es un capital bajo, proyecta las finanzas de tu negocio detallando todos los recursos que necesitas para operar y define cuánto te cuesta cada uno.

2. Reclutamiento innecesario o anticipado, en ocasiones puedes llegar a enrolar personal para asignar tareas que aún no están preparadas para ser delegadas, recuerda que pocas personas tienen clara la visión de tu emprendimiento, se paciente y no delegues funciones que pueden dañar tus objetivos al no ser realizadas adecuadamente.

3. Evalúa bien los perfiles que necesitas para tu proyecto, sí, en el punto anterior te recomendamos no contratar, pero hay funciones técnicas o especializada, que son necesarias y no podrás eludirlas, entonces analiza bien qué perfil es el adecuado para asignar esas valiosas funciones.

4. No realices sobre inversiones, extiende tu capital, invierte en lo justo y lo necesario para producir.

5. Invierte en un buen marketing, recuerda que la verdadera fachada de tu negocio es la imagen que proyectes y debes asegurarte de hacer un buen trabajo en está área, asesórate con profesionales.

6. Cuida en que inviertes el retorno de tu dinero, cuando empiezas a ver ingresos no hagas mal uso de este, recuerda que tus gastos personales no deben ser sumados a los gastos de tu negocio.

7. Busca la estrategia necesaria para conseguir mantener una reserva de dinero hasta que la facturación y los ingresos superen a los gastos.

8. Controla tus finanzas con un sistema de Facturación Electrónica, el cual te permitirá visualizar, ingresos, egresos, gastos, cartera de clientes y proveedores y muchas más funciones.

 

Esperamos que estas recomendaciones puedan ayudarte a lograr la independencia que todo emprendedor desea alcanzar, ¿te gustó?, sigue atento a nuestras publicaciones. 

 


Facturero Móvil

0