Facturación electrónica internacional: Contexto latinoamericano

Facturación electrónica internacional: Contexto latinoamericano

 
 

El uso de la facturación electrónica en latinoamérica, es una modalidad presente en Argentina, Colombia, Brasil, Chile, México, Perú, Uruguay y en nuestro país, Ecuador. En estos países, el uso de la facturación electrónica incluye más que solamente mejorar el proceso para la identificación del origen de los impuestos. ¿Quieres conocer más acerca de la facturación electrónica? Empecemos desde el principio. 

 

¿Cómo inició la facturación electrónica? 

El uso y el éxito de la facturación electrónica en América se debe al esfuerzo que realizó la Administración Pública y Tributaria de los diferentes países de la región, que se dieron cuenta que este tipo de facturación es una de las piezas claves para el desarrollo y transformación digital, pero, ¿dónde se originó la idea? Pues, fueron las propuestas que se dieron en el Consenso de Washington,  en la década de los ‘90, sumado a la influencia del ‘reinventing government’ para implementar en la gestión pública, lo que dieron el empujón para la facturación electrónica. 

Al principio, el objetivo de la facturación electrónica era evitar fraudes fiscales y lograr una mayor transparencia tributaria. No obstante, rápidamente empezaron a darse cuenta de los grandes beneficios que traía consigo esta modalidad de facturación, tanto para las empresas, como para la sociedad y esta razón, influyó en su uso masivo.

 

Origen de la facturación electrónica en latinoamérica

Argentina fue el primer país de la región en hacer el uso de la facturación electrónica obligatorio, en el año 2007. Esta acción, marcó un inicio en latinoamérica, por lo que, más países se unieron a esta decisión: México, Brasil y Chile. 

Luego, en el 2012, fue el turno de Guatemala. Hoy por hoy, son muchos los Estados que ya cuentan con esta obligación tributaria, lo que ha permitido mejorar la gestión tributaria y las relaciones empresariales internacionales. Entre esos países, se encuentra, Ecuador, Honduras, Perú, Bolivia o Uruguay. 

Ahora bien, los últimos países en adoptar esta medida e implementarla, fue Colombia, Paraguay y Costa Rica. La implementación de la facturación electrónica en estos países mencionados, se está desarrollando en etapas, con el fin de hacer el proceso de adaptación más sencillo para todos los involucrados. 

 

¿Y qué sucede con norteamérica? 

En Estados Unidos y Canadá, todavía la facturación electrónica no es obligatoria, sin embargo, se está trabajando para implementar este tipo de facturación. 

Por su parte, en Canadá, el ente regulador de la facturación electrónica es el Canada Revenue Agency, ha publicado algunos circulares acerca de las transacciones electrónicas,  en las que se incluye el tema de la facturación electrónica. 

En cuanto a Estados Unidos, se publicó     el siguiente documento Catalog of Electronic Invoice Technical Standards in the U.S. en el que se detalla el proceso para enviar y recibir documentos electrónicos. Adicionalmente, se establecieron pautas destinadas a incentivar el uso de la facturación electrónica empresarial. 

 

La facturación electrónica internacional 

Las facturas electrónicas pueden marcar solamente el inicio para las entidades regulatorias tributarias. ¿Y por qué? Pues, la facturación electrónica facilita el desarrollo de nuevos sistemas que simplifican el intercambio de información. Acá tenemos unos ejemplos: 

  • En Argentina existe la nómina salarial electrónica. 

  • En Brasil, tienen la integración de la tecnología de control de mercadería en tránsito con documentos fiscales electrónicos y el Sistema Público de Contabilidad Digital. 

  • En Chile, se desarrolla el factoring. 

 

Beneficios de la facturación electrónica en el comercio internacional

Las transacciones y negocios internacionales se benefician de la facturación electrónica, sobretodo a las empresas que se dedican al comercio exterior. La facturación electrónica mejora los trámites de compra, entrega, recepción administración y finanzas. Además, posee más beneficios

  • Rapidez: Antes, enviar facturas a otros países podía demorar días, incluso, semanas. Imagínense si había un error… se convertía en un verdadero desastre, que tardaba tiempo. Ahora, gracias a la facturación electrónica, emitir las facturas es casi inmediato. 

  • Facilidad: La emisión de documentos electrónicos está regulado por la entidad correspondiente en cada país, por lo que, puede ser necesario adaptar o incluir información diferente a la factura, por lo que, la adaptabilidad para los proveedores o clientes internacionales, es una gran ventaja.

  • Ahorro: Esto es bastante palpable para el grupo de empresas que se dedican al comercio exterior, porque ahorran el envío de los documentos, además que, quedan de una vez respaldado en su sistema. 

 

En síntesis, en latinoamérica, la facturación electrónica como comprobante electrónico es una herramienta que cada vez toma más espacio con el fin de optimizar los organismos públicos y ayudar con la mejora de la contabilidad, mediante la obligación del uso de la facturación electrónica, en todos los sectores, sin importar si es grande o pequeña la empresa. 

Si necesitas más información, para empezar a facturar de forma electrónica o necesitas solicitar tu firma electrónica, contáctanos al +593 98 852 3538 o a través de nuestro chat en línea. 

Facturero Móvil, tu herramienta financiera.