Ahorrar o Invertir, ¿conoces la diferencia?

Ahorrar o Invertir, ¿conoces la diferencia?

Ahorrar es la acción de apartar un porcentaje del ingreso mensual que obtiene una persona o empresa con el fin de guardarlo para un futuro, el monto va creciendo periódicamente, sumando cada aporte realizado, no implica riesgos sobre el capital ahorrado, y puede generar ganancias según el sistema de ahorro seleccionado.

Ahora bien, la inversión implica asignar recursos financieros de una persona o empresa, en manos de un tercero, para obtener un rendimiento de ellos, sí implica un riesgo y dependiendo de los instrumentos a utilizar podrá incrementar o disminuir ganancias al capital inicial.

 

¿Entonces qué debemos hacer, ahorrar o invertir?

Cuando ahorramos acumulamos dinero, cuando invertimos buscamos incrementarlo, entonces ambos procedimientos se complementan para mejorar tus finanzas.

Inicialmente debemos ahorrar, una vez alcanzado un capital (dependerá de ti este valor), puedes buscar planes de inversión para que tu capital genere ganancias.

 

Existen varios tipos de inversiones, te comentamos los factores más relevantes a considerar antes de invertir:

 

1.Plazo, tiempo de retorno.

Corto plazo: duración de la inversión de menos de 359 días, desde la fecha de inicio hasta la fecha de vencimiento.

Largo plazo: duración de la inversión de más de 359 días desde la fecha de inicio hasta la fecha de vencimiento.

Indefinido: No hay una fecha de vencimiento definida.

 

2.- Rendimiento

Renta variable: Cuando se desconoce la ganancia o tasa de interés, un ejemplo son las acciones.

Renta fija: Se conoce preliminarmente el plazo y ganancia o tasa de interés que pagará esa inversión.

 

3.- Emisor

Institución Financiera: Como bancos o cooperativas

Sector Privado: Empresas que buscan financiamiento o capital

Sector Público: Gobiernos y municipios que necesitan financiar el presupuesto estatal

 

Tipos de inversión más comunes:

Capital: La inversión de capital se refiere normalmente a la tasa de interés que da un banco por tener el dinero guardado en forma de depósitos.

Bonos: Los bonos del estado funcionan de forma muy similar a las obligaciones, la diferencia es que las obligaciones son emitidas por compañías mientras que estos bonos son emitidos por el estado. Dependiendo del país que los emita, la tasa de interés puede ser más alta o más baja. Usualmente esa tasa estará ligada al riesgo país, mientras más alto, mayor será la tasa.

Valores o acciones: Este tipo de inversión es de renta variable, no hay un plazo definido de vencimiento ni ganancia predeterminada. Las acciones te convierten en dueño parcial de una empresa y te beneficias de las ganancias de la empresa, si las hay, y puedes ganar o perder si sube o baja el precio de las acciones

Fondos de inversión: En la bolsa también puedes invertir en fondos compuestos por varios tipos de inversiones, en lugar de invertir y diversificar por tu cuenta, estos fondos lo hacen por ti. Pueden ser una buena opción si no tienes mucho dinero para invertir y quieres diversificar tus inversiones. La desventaja es que tendrás que aceptar todas las condiciones del fondo como tiempos para retirar el dinero, aportaciones, cuotas de administración y las empresas o inversiones por las que esté compuesto el fondo.

 

Existen muchos tipos de inversión en los cuales puedes colocar tu capital, deberás evaluar los factores antes mencionados y muchos otros dependiendo de tu interés.

 

Si te gustó este contenido, sigue atento nuestras publicaciones y comparte. 

 


Facturero Móvil

0