Procesos Tributarios

Procesos Tributarios

 
 

La historia nos indica que en la antigüedad predominaban culturas en donde las personas de bajos recursos, conocidas como pobres o plebeyos, debían trabajarle a la monarquía y pagarle parte de su ganancia como tributo, para no tener problemas y a su vez, ellos (el reino), podían mantener sus riquezas.

Este tributo no sólo era monetario, dependía del ámbito en el que se desempeñaran, si eras del campo, podías ofrecerle tu mejor cosecha, si eras artesano, podías elaborar grandiosos trabajos, darlos como pago y muestra de gratitud. Por eso no debe sorprendernos cuando legamente en la actualidad escuchamos la palabra tributo o en su defecto “Procesos Tributarios”, y aunque inmediatamente se originan confusiones sobre lo que significa, es una práctica que viene desde el pasado.

Pero, para entender que son Procesos Tributarios, primero debemos conocer el concepto de “Tributo”.

¿Qué es Tributo?

De manera genérica se pueden encontrar los siguientes conceptos:

  • Algo que se tributa.
  • Obligación que incrimina el uso o gozo de algo.
  • Responsabilidad dineraria establecida por la ley, cuyo importe está destinado  al mantenimiento de las cargas públicas.

Es cierto, el tributo es una fusión entre las tres definiciones que podemos encontrar en diferentes fuentes, porque hacen referencia al pago que se realiza a las entidades gubernamentales de un país, para que puedan subsistir y cumplir con sus planes políticos.

Este Tributo (entiéndase como pago) está constituido por normas que son estipuladas por el mismo gobierno y variaran según las necesidades y leyes de cada país. Es decir, será un impuesto que todos como ciudadanos debemos cancelar, para que sea administrado por el estado, según las prioridades que existan en el momento o irregularidades que deban resolver.

Cuando se cobra un porcentaje de Impuesto a la Renta, Impuesto al Valor Agregado, Impuestos a Consumos Especiales, Impuestos de Importación y Exportación, es porque lo ha estipulado el gobierno como parte del cumplimiento tributario.

Hay otros tributos adicionales, que corresponden a los impuestos de los vehículos para poder circular, el de las alcabalas y hasta de los espectáculos públicos. Básicamente todo tiene un impuesto que debe ser cancelado a la nación y su incumplimiento acarrearía sanciones.

Adicionalmente, existen otros tipos de impuestos aplicables a la nación, como las tasas por servicios administrativos, de correo, aduanas y no sólo eso, cuando hablan de tributo también hacen referencia a lo que es cancelado por agua potable, electricidad, recolección de basura, aseo público, alcantarillado y canalizaciones. Así que todos como ciudadanos tenemos la obligación de cumplir con esto; no es algo arbitrario; se debe cumplir porque está estipulado dentro de las leyes y constituciones de cada país.

Tema de ley

La Constitución de la República del Ecuador, dictamina en el Art. 300, que: “el régimen tributario se regirá por los principios de generalidad, progresividad, eficiencia, simplicidad administrativa, irretroactividad, equidad, transparencia y suficiencia recaudatoria. Se priorizarán los impuestos directos y progresivos”

Asimismo, en el Art. 5 del Código Tributario dice que: “el régimen tributario se regirá por los principios de legalidad, generalidad, igualdad, proporcionalidad e irretroactividad”. Afirmando que todos debemos cumplir con este régimen.

Quizas muchos se preguntaran a dónde va destinado ese dinero específicamente, y basta con ver las carreteras, universidades públicas, centros hospitalarios, alumbrado público, limpieza de calles y demás temas políticos, para responder esa pregunta. 

Administración Tributaria:

Organismo designado por el gobierno, para que efectúe todos los trámites necesarios que conduzcan a la recaudación, verificación y fiscalización de los tributos. Son los encargados de supervisar e inspeccionar, las acciones de los diferentes entes, tantos jurídicos como naturales; basándose en las normas establecidas en las leyes.

Fiscalización:

Se trata de un método en el que comprobaran si han sido cumplidas las obligaciones tributarias. Su único fin es garantizar el cumplimiento correcto de los contribuyentes (nosotros).

¿Cómo sabrán que se está cumpliendo o no los procesos tributarios? La investigación, inspección, recolección de información y control constante, se lo indicarán.

El no cumplir con lo estipulado en las leyes, acarreará consecuencias, pues la Administración Tributaria está en todo el derecho de sancionar a quienes incumplan.

¿Qué pasa si no quiero cancelar los Tributos?

Será sancionado por incumplimiento de sus deberes tributarios, establecidos tanto en la constitución como en las respectivas leyes.

Si empieza a evadir de forma progresiva, deja de pagar el agua, la luz o no cancela las tasas de circulación de su vehículo; lamentablemente perderá el disfrute del mismo. Quedará sin luz en su hogar o negocio, será multado al transitar sin el pago correspondiente a su vehículo, es decir, para el desarrollo y vivir de un ciudadano, es obligatoria la cancelación de dichas tasas e impuestas.

Un ejemplo de cumplimiento de todos los ciudadanos ante el tributo, fue ante el terremoto de 7.8 grados, que afectó principalmente a Manabí y Esmeraldas, en Ecuador durante 2016. Ya que el gobierno en ese momento presidido por Rafael Correa, tomó la decisión de aumentar el porcentaje del Impuesto de Valor Agregado (IVA), de 12 a 14%; medida tomada durante un año, para poder reconstruir, ayudar, alimentar, dotar de medicamentos y cubrir las demás necesidades que requerirían los afectados y zonas destruidas.

Asimismo se ordenó realizar una contribución por una sola vez del 3% adicional sobre utilidades y una contribución del 0,9% sobre personas naturales cuyo patrimonio fuera mayor a un millón de dólares, pero estos tributos serían cancelados una sola vez. Además, tomaron otras medidas que implicaban que quienes ganaran más de USD$ 1000, debían cancelar un día o más de jornada laboral, según sus ingresos.

En esa oportunidad se demostró una vez más, lo vital que son los tributos para una nación y que la cooperación de los ciudadanos es indispensable. Sería imposible crecer como sociedad, mantener las estructuras y ofrecer buenos servicios, sin el cumplimiento de estos.

Para los empresarios, dueños de negocios y emprendedores, se debe comprender que de cumplir con todos los tributos no tendrá que ser fiscalizado. Allí radica la importancia de la contabilidad y buen manejo administrativo de sus activos.

Finalmente ¿Qué son los Procesos Tributarios?

Son aquellas actividades o acciones, que se encargarán de garantizar la declaración de cada impuesto o tasa establecida ante la ley, por los contribuyentes.